Significado y Acepciones de ‘Cuqui’

‘Cuqui’ es una palabra de nuevo cuño que, por supuesto, no está presente en la RAE y, por aclamación popular, forma ya parte del vocabulario (de algunos).

Ayer, en medio de una conversación francamente desagradable (me dijeron de todo, pero no importa), surgió la palabra ‘cuqui’ entremezclada entre insultos y desafortunados menosprecios personales (sí, ya pillé que era ironía). Ahora bien, ‘cuqui’ se puede emplear de formas agrables y voy a intentar resumirlo de una manera ‘cuqui’.

Por los ejemplos que he visto, algo cuqui es algo cool, wonderful pero dependiendo del contexto. Es distinto si se habla de un objeto o de una persona pero, eso sí, tiene que ser algo un poco fashion, no vale comprar algo en el todo a 100. Un objeto cuqui es algo pequeñito pero coqueto, de esas cosas que no suelen servir para nada pero que darían para una segunda parte de Borjamari y Pocholo.

Cuqui referido a una persona (voy al Oxford, que ahí sí viene) es alguien bien vestido (no preguntéis porque para mí es una cosa y para mi vecino hortera otra bien distinta). Tiene que ser algo moderno, no vale ponerse un traje y una corbata, sino que debe contener un toque cool, fashon… como queráis llamarlo.

Ah, por aquí me recuerdan que el empleo correcto de cuqui tiene que poder ser sustituido por su diminutivo. Ejemplo: ¡Ay, qué cuquito Schwarzenegger! Pues me temo que no pega, pero sí es cuquito algo como velas perfumadas de diseño pequeñitas y otra serie de abalorios a las que podríamos llevar a la fiesta de compromiso de nuestros primos pijitos.

Otra cosa… no pega en todos los contextos y cuqui se debe aplicar en un ambiente pijo-guay. No, al concierto de Mega Death no vayas con eso de ‘ay, qué cuqui mi litrona’ porque parece que no pega. Aquí mejor nos buscamos otras expresiones que ya buscaremos otro día.

Bueno, en definitiva, si os llaman cuqui… es bueno en sentido general sobre todo en ciertos ambientes. Si viene acompañado de improperios… creo que más bien me llamaron otra cosa que en estos tiempos no se puede decir.

Suerte y a vivir la vida cuqui.

Cuqui la mora parodia a canción de Jacob del malecón






Suscríbete a Martin Cid Magazine

Otros Artículos

Siberia Salon desmiente algunos mitos sobre la manicura rusa

Se dice que en la sencillez está la elegancia. Y el acabado que ofrece la manicura rusa refleja perfectamente esta afirmación, aunque su expansión...

Cómo elegir el aire acondicionado para una casa, según ahorraclima

En la actualidad, el aire acondicionado se ha vuelto un bien esencial en la vida de las personas para combatir las altas o bajas...

#VersionaThyssen, séptima edición

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, con la colaboración de la Comunidad de Madrid y Fundación Coca Cola, invita a reinterpretar obras de su colección ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here