Para llevar a cabo un buen cuidado de las plantas es fundamental elegir el tipo de maceta para que florezcan y estén sanas

El bonsái es un árbol que requiere unos cuidados específicos en su etapa de crecimiento. Se debe tener en cuenta la elección de la maceta adecuada para garantizar la salud del bonsái, siendo ésta una parte fundamental, por eso es en lo primero que tiene que pensar cualquier persona si quiere tener un bonsái.

Alfarería Raimundo Sánchez recomienda plantar en maceta de bonsái de barro porque es un material muy poroso y que filtra el agua de forma continuada. Es la maceta más habitual en jardines, terrazas y balcones e, incluso, se puede utilizar en los interiores de cualquier casa.

Ventajas de usar una maceta de bonsái de barro:

Porosidad. Filtra el agua perfectamente lo que es ideal para el bonsái ya que reclama mucha agua diaria.

El barro mantiene protegidas las raíces frente a los cambios climáticos. La luz directa del sol mantiene fría la maceta y si hay frío intenso mantiene el calor en su interior.

Decorativo. Es un elemento decorativo tanto si es en jardín como en el interior de la vivienda.

Material resistente y fácil de transportar. Es la maceta ideal para que las raíces puedan crecer sin llegar a romperse.

En Alfarería Raimundo Sánchez recomiendan buscar una maceta que sea lo suficientemente grande para solventar los problemas de espacio que pueda tener un bonsái en su fase de crecimiento. Es probable que, si se queda sin espacio, muera.

Por todos estos motivos, las macetas de barro son la mejor opción ya que se adaptarán perfectamente al lugar donde vayan colocadas y existen modelos que son muy elegantes, así como ser la ideal para cuidar un bonsái en cualquiera de sus etapas de vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.