A lo largo de estos últimos años, la industria musical se ha transformado por completo en todos los sentidos, algo que se debe especialmente al desarrollo de Internet y las nuevas tecnologías. De esta manera, el llamado cuarto arte ha sabido adaptarse a las nuevas demandas de un mercado cada vez más exigente, centrándose en despertar nuevas experiencias a través del ámbito digital para seguir manteniendo una rentabilidad económica.

Por un lado, merece la pena señalar que los formatos tradicionales a través de los que consumimos música no han desaparecido, llegando incluso a ponerse de moda otra vez a escala mundial. Alguno de los ejemplos más claros se puede observar con los vinilos o los festivales, dos fenómenos que viven una auténtica época dorada a pesar de llevar varias décadas en la primera línea de este negocio.

De hecho, los vinilos se han convertido en uno auténtico lujo para los coleccionistas, al mismo tiempo que los festivales consiguen reunir cada vez a un mayor número de personas. Además, en nuestro país este fenómeno es todavía más acentuado, gracias a unas condiciones climáticas que permiten su realización a lo largo de prácticamente todo el año y en cualquier región.

Por otro lado, no podemos pasar por alto que surgen nuevas iniciativas dentro de la industria musical, que implican otras formas de disfrutar de este arte e impulsan el desarrollo de herramientas que nos la acercan todavía más en nuestro día a día. Así, la forma de consumirla también se transforma, centrándose en el ámbito digital para llegar a una mayor cantidad de seguidores y reduciendo enormemente los costes de producción y distribución del producto final.

Esta tendencia de estrechar vínculos entre el artista y el oyente se deja ver incluso en el trabajo, debido a que gracias a las nuevas tendencias en este campo cada vez es más común usar la música para concentrarnos o relajarnos en el entorno laboral. Asimismo, si prestamos atención a que pasamos más tiempo con el ordenador y el teléfono móvil, no es de extrañar que haya ciertas aplicaciones que se hayan convertido en atributos fundamentales dentro del entretenimiento, como sucede con el caso de Spotify.

Las plataformas de streaming, los videojuegos o el iGaming, tres sectores totalmente distintos donde la música juega un papel cada vez más importante

En este contexto, hay tres sectores que destacan dentro de Internet y donde la música está jugando un papel protagonista, debido a que permite complementar la experiencia de ocio para generar sensaciones de 360º que son muy valoradas por los usuarios. Así, las plataformas de streaming, la industria de los videojuegos o el sector del iGaming emplean este recurso para conectar todavía más con el consumidor, obteniendo muy buenos resultados y demostrando la capacidad de diversificar la oferta que nos ofrece el ámbito digital.

Por consiguiente, debemos destacar que las plataformas de streaming cada vez se centran más en la música a la hora de elaborar contenidos, como se puede observar con la nueva iniciativa de Apple para lanzar un canal gratuito de contenido musical. Eso sería impensable hace unos años, cuando la industria musical atravesaba por un momento convulso hasta que ha sabido adaptarse por completo a las nuevas tecnologías.

Además, la importancia de la música en la industria de los videojuegos se ha hecho mundialmente reconocida, produciendo melodías que han marcado a varias generaciones. De hecho, este sector no deja de crecer, por lo que la inversión en bandas sonoras con las que expresar musicalmente las sensaciones de los personajes tiene cada vez más peso.

Finalmente, la música también se ha convertido en uno de los pilares fundamentales del iGaming, debido a que permite dotar de realismo a un entretenimiento que es puramente digital. De este modo, dentro de la enorme variedad de juegos de casino online podemos encontrar un tema específico para cada uno de ellos, ya sean las tragaperras, la ruleta o hasta el blackjack, algo que valora un usuario que destaca por ser cada vez más exigente.

El vídeo, un elemento que se ha convertido en uno de los principales impulsos para la industria musical en Internet

Por último, el videoclip ha sido otro de los elementos que ha vuelto a ganar un enorme peso en Internet, debido a que se ha convertido en un elemento obligatorio para viralizar cualquier tema musical. Así, artistas como Lady Gaga se han asentado como grandes referentes de este fenómeno, demostrando que la música en el ámbito digital está consiguiendo despertar nuevas experiencias, al mismo tiempo que se combina con otras herramientas clásicas.

0 0 vote
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments