Turismo Espiritual en Sri Lanka: los Destinos Imprescindibles

Turismo Espiritual en Sri Lanka: los Destinos Imprescindibles

Viajar no siempre implica sentarse en una hamaca y disfrutar del sol, o recorrer calles echando fotos y probando comida. Desde hace mucho tiempo, el turismo espiritual ha estado coexistiendo con el resto de tipos de turismo. Quizá menos popular y extendido, pero igualmente importante para aquellos que lo practican. Es otra forma de orientar un viaje, una que se centra más en la religiosidad, en los ritos, celebraciones y el alma, en conectar con la cultura local y dejarse llevar por el paisaje y el ambiente.

Pero, ¿qué puede ofrecer Sri Lanka para los amantes del turismo espiritual? Lo cierto es que lo ofrece todo. Es un país muy vinculado a la espiritualidad, una isla con unos entornos de lo más peculiares y perfecto para conectar con uno mismo. Si planeas visitarlo y tienes curiosidad por lo que puede dar en este sentido, vamos a recomendarte varios destinos espirituales para visitar en Sri Lanka.

Viajes espirituales a Sri Lanka: todo lo que debes saber

Uno de los destinos más recomendados por portales especializados en materia de espiritualidad, como www.astroencuentro.com. Sri Lanka tiene muchos encantos que ofrecer y da la bienvenida con los brazos abiertos a los miles de turistas que cruzan sus fronteras continuamente. Es un país pequeño, pero sorprendentemente rico a nivel cultural y con unos paisajes que quitarían el hipo a cualquiera.

Por supuesto, en su interior hay una serie de templos y localizaciones clave que han sido consideradas Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO. Una certificación especial que deja clara su naturaleza única y que no hace más que atraer todavía más miradas. Algunas por mero ocio, otras, como la tuya, por el afán de descubirte más a ti mismo y conectar tanto contigo como con el propio país.

Pero, antes de contarte qué sitios debes visitar en tu ruta espiritual por Sri Lanka, debes saber qué necesitas para entrar, cómo prepararte para disfrutar de un viaje en plena armonía y tranquilidad. Queremos que lo tengas todo bien atado para limitarte a gozar de todo lo que esta pequeña nación puede ofrecerte, que no es poco en absoluto. Sigue leyendo.

Recomendaciones antes de viajar

Para poder visitar Sri Lanka, necesitas seguir ciertos trámites que no tienes que seguir, por ejemplo, para viajar a un país europeo. Para empezar, todo viajero español debe tener un visado de turista para poder entrar en la frontera. Algo que requiere antelación, organización, rellenar un formulario y pagar unas tasas. La parte positiva es que todo se puede tramitar ya a través de internet. Solicita visado en VisaTurismo.es, por ejemplo, y la tendrás lista en pocos días para viajar.

Hay que controlar los márgenes de tiempo, porque el visado tiene una duración de 30 días, aunque puede extenderse hasta medio año si se solicita. Además, hay que concretar, para este turismo espiritual, que el visado en cuestión ha de ser de turista, indicando que se viaja por cuestiones de ocio. 

Asimismo, debes saber que la mejor época para viajar es entre mayo y agosto, meses de temporada baja en el país y, por ende, con precios más reducidos. La seguridad ha aumentado considerablemente desde 2019, así que los viajeros y turistas pueden moverse tranquilamente por el país, aunque es aconsejable ceñirse sobre todo a las zonas destinadas al turismo.

Por último, siempre recordar que es fundamental estar a la orden del día en vacunas, máxime con la situación pandémica, y contar con un seguro de viaje ante posibles percances. El resto es tan sencillo como limitarse a disfrutar y a conectar con uno mismo en esta estancia que, más que por diversión, apunta a lo espiritual.

Lugares clave

El primer destino de Sri Lanka que vamos a recomendar son las Viaharas de Polonnaruwa. Es uno de los lugares clave para quienes quieran conocer los templos más destacados de Sri Lanka, sober todo para ver cómo el paso del tiempo les ha afectado, porque no se han reconstruido, se conservan en ruinas. Es un territorio considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, cosa que se entiende desde el primer momento que pones un pie allí. Su parte menos conservada es Potgul Vihara, un antiguo almacén de libros; en la otra cara de la moneda están Pabula Vihara o Kiri Vihara. Desde luego, es ideal para conectar con el pasado y meditar en calma.

Si nos desplazamos a Kandy, es difícil no cruzarse con el Tempo del Diente de Buda, lugar de peregrinación desde todos los rincones del globo porque, en su interior, encontramos la reliquia que da nombre al templo. Un canino introducido en el país durante el siglo IV d.C. escondido en el pelo de la Princesa Hemamala. Su relevancia es tal que, en la actualidad, se celebra todo un festival para celebrar la llegada de este diente, el Esala Perahera. Multitud de personas pasan por aquí a diario, y es normal, es un destino esencial para el turista espiritual.

No podemos pasar por alto las ruinas de Anuradhapura, donde se encuentra la Gran Vihara de Anuradhapura, un monasterio budista que fue la universidad más importante de Asia del Sur durante el siglo V. En el siglo XXI solo quedan las ruinas, pero todavía conserva su antigua gloria, rodeada de una gran cantidad de templos en un conjunto que la UNESCO también ha declarado Patrimonio de la Humanidad. Sus 40 kilómetros cuadrados son absolutamente sobrecogedores y requieren algún vehículo para ser explorados a fondo. Es uno de esos lugares que te cambia.

Se las conoce como las Cuevas Budistas, aunque su nombre real es el de Templo de Oro de Dambulla. El más famoso de todo Sri Lanka, acogiendo a miles de peregrinos de todo el mundo prácticamente a diario. Otro lugar declarado Patrimonio de la Humanidad con un legado milenario en cuevas que tienen siglos y siglos de historia. Son un total de 80 cuevas, ubicadas cerca de Sigirya. No lo aconsejamos, directamente obligamos a ir allí. Visitar este lugar es totalmente imprescindible si viajas a este país.

Últimos Artículos

Artículos Relacionados